Eventos Sostenibles

¿Por qué son necesarios?

El impacto generado por la situación pandémica que atravesamos desde el pasado año ha hecho que muchas de nuestras actividades previstas fueran suspendidas y necesitáramos redefinir el concepto de «evento» en todas sus vertientes.

Dada la situación actual causada por el COVID-19, necesitamos diseñar nuevas formas para continuar nuestra actividad empresarial de la forma más honesta y comprometida posible.

Desde Strategia Infinita estamos convencidos de la necesidad de diseñar un nuevo modelo de «eventos» adaptado a las circunstancias y con la filosofía de la economía circular.

El objetivo es intentar compatibilizar la seguridad sanitaria exigida en estos momentos con un nuevo modelo de negocio capaz de generar residuos cero. En Strategia Infinita consideramos que no hay mejor momento que ahora para adaptarnos a esta nueva situación e innovar hacia un modelo en el que tenga cabida una serie de buenas prácticas capaces de sensibilizar a la población y acercarla a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Qué son los eventos sotenibles?

Entendemos por «eventos sostenibles» todas aquellas reuniones, actos o celebraciones que, manteniendo sus objetivos iniciales, se organizan desde un punto de vista circular. En la actualidad, resulta muy complicado imaginar eventos que puedan celebrarse como se han realizado hasta el momento.

Sin embargo, el hecho de que no se puedan celebrar eventos como antes, no quiere decir que no podamos seguir celebrando eventos con garantías, manteniendo los objetivos, y más comprometidos que nunca con un desarrollo sostenible y una buena gestión en la realización de los mismos.

Proyecto 7 «R»

Desde Strategia Infinita hemos elaborado un proyecto llamado Evento 7 “R”, organizados con prácticas de economía circular para poder lograr una buena gestión y el cumplimiento de los objetivos de manera clara y estructurada:

Para ello deberemos seguir los siguientes pasos:

  • Analizar qué impacto generan los eventos organizados. Para ello, deberemos analizar los residuos generados en estos eventos en los siguientes grados:

    • Qué residuos se han generado. De qué material están fabricados. Generalmente son plásticos.
    • Qué consumo de energía se ha producido durante el evento.
    • ¿Se han desperdiciado alimentos?
    • Qué grado de contaminación atmosférica, lumínica y acústica se ha generado.
  • Estudiar minuciosamente la aplicación de buenas prácticas al evento que se se pretende organizar. Para ello, deberemos tener en cuenta las tres fases de un evento:

    • Pre-evento: Se trata de la fase previa a la celebración del acto. Para causar y generar un clima de confianza en el público necesitamos transparencia. Se recomienda preparar un plan de acción adecuado para poder conseguir los objetivos. Para ello, deberemos tener en cuenta los tres conceptos más importantes de la economía circular: reciclar, reutilizar y reducir. Confirmar los asistentes que asistirán a una reunión puede ser una idea que nos ayude a saber cuánta comida preparar y evitar desperdiciar recursos innecesariamente.

      Por último, se recomienda supervisar exhaustivamente la celebración del evento y velar por la efectividad de las medidas a las que nos hemos comprometido. Una checklist, por ejemplo, puede ayudarnos a garantizar un desarrollo sostenible de los productos utilizados.
    • Evento: Es uno de los momentos más importantes de la celebración. Para poder desarrollar correctamente la reunión deberemos fijarnos en aspectos como la comida utilizada; la decoración; o la clasificación de residuos en el propio evento.

      Una buena práctica de economía circular puede ser servir la comida y la bebida a medida que ésta se vaya consumiendo, de manera que nada pueda estropearse por haber hecho un uso irresponsable o desmesurado de la comida.

    • Post-evento: Es el último paso, pero no el menos importante. En Strategia Infinita somos conscientes de la cantidad de residuos que se pueden generar en un determinado evento. Por ello, hemos adoptado una serie de prácticas que nos pueden ayudar a hacer un uso más responsable de productos como la comida.

      En el caso de que, una vez finalizado el encuentro, haya sobrado comida, podemos ofrecérsela a nuestros empleados. Evitaremos en todo momento productos difícilmente reciclables como el plástico, y en su lugar utilizaremos productos como el papel o el cartón.

      Contactar con los proveedores de Catering también es una opción. Puede que nuestra comida pueda aprovecharse para preparar un nuevo consumo y aprovecharlo en un segundo evento cercano.

      La decoración también es importante. Una de las opciones por las que apostamos en Strategia Infinita, es por guardar el decorado para un evento futuro. Precisamente por esta razón recomendamos no especificar fechas y que los folletos o pancartas realizados sean lo más adaptables posibles. En el caso de que no puedan reutilizarse de nuevo, deberán reciclarse convenientemente.

Eventos virtuales: una nueva forma de reunirnos

Dada la complejidad de la situación sanitaria que atravesamos desde el pasado año y el tímido avance que podemos vivir este 2021, es necesario apostar por una nueva forma de reunirnos que nos permita seguir adelante con nuestra actividad empresarial.

En Strategia Infinita sabemos de primera mano que es posible hacer una adecuada adaptación de los eventos tradicionales a los eventos virtuales. No sólo se podrán generar menos residuos, sino que podremos mantenernos conectados desde la comodidad de nuestras casas. Se trata de un plus dada la situación actual que nos permite llevar a cabo la celebración del evento con todas las garantías de seguridad necesarias.

Aplicaciones como Zoom, Skype o Google Hangout son sólo algunas de las muchas plataformas que nos permiten estar conectados por muy lejos que estemos.

En tiempos como estos, es necesario mantener nuestra actividad empresarial de la forma más segura posible. Hacer reuniones, celebrar eventos o debatir asuntos nunca había sido tan cómodo y tan productivo.